De una preboda en globo, pero sin sombrero

Dicen que a quien madruga Dios le ayuda, y en este caso el madrugón fue importante, de esos en los que necesitas café en vena para...